El gobierno español ha llegado a un acuerdo con los partidos de izquierda en el Congreso para ampliar la prestación mensual de 420 euros a los parados sin cobertura desde el 1 de enero, en lugar del 1 de agosto, como señala el decreto-ley que regula esta ayuda.