El Gobierno ha aceptado la exigencia de buena parte de la oposición de tramitar como proyecto de ley, susceptible por tanto de ser modificado, el decreto ley de medidas laborales orientadas a frenar la escalada del paro y a incentivar el crecimiento del empleo, según informaron a Europa Press en fuentes parlamentarias. El PSOE negociaba ayer los apoyos para convalidar hoy en el Congreso el citado decreto pero buena parte de la oposición, especialmente los nacionalistas de CiU y los independentistas de ERC, exigían como condición 'sine qua non' que la medida se tramitase después como proyecto de ley, lo que supone abrir un plazo de presentación de enmiendas y la posibilidad de que se introduzcan modificaciones.