El gasto de los hogares españoles en alimentación descendió un 2% en 2009 respecto al año anterior, hasta los 64.910,6 millones de euros, debido a una caída de los precios un 2,9%, según datos del Panel de Consumo Alimentario del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino. Asimismo, el volumen de productos alimenticios consumidos se incrementó un 1% el pasado ejercicio, hasta los 29.391,6 millones de kilogramos y litros. De este modo, el gasto per cápita en alimentación dentro del hogar se situó en 1.419,31 euros en 2009, un 3,9% menos, mientras que el consumo por habitante cayó 0,7%, hasta los 642 kilos anuales.