El Fondo Monetario Internacional prevé que el Producto Interior Bruto de China crecerá un 7,5% este año y considera que el yuan sigue estando considerablemente infravalorado, señaló el jueves una fuente cercana a la situación. Las proyecciones y comentarios del FMI proceden de un borrador del informe sobre China, cuya versión definitiva se publicará a principios de julio. En este informe, el FMI prevé que la economía china crecerá un 8,5% en 2010 e insta a Pekín a que prolongue su plan de estímulo fiscal hasta el año próximo. Por otro lado, el FMI considera que el tipo de cambio del yuan es demasiado bajo, un punto de vista no compartido por las autoridades chinas, indicó la fuente.