El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado al alza sus pronósticos para la economía española en 2009, al augurar una contracción del 3,8% para este año, frente al 4% estimado en julio, mientras que para 2010 espera un retroceso del 0,7%, una décima mejor que las anteriores proyecciones de la institución (-0,8%). La actualización de las proyecciones del FMI vuelve a presentar un escenario más pesimista para la economía española que el previsto por el Gobierno español, que espera una contracción del 3,6% del PIB en 2009 y una caída de la actividad económica del 0,3% en 2010.