El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha revisado al alza su pronostico para la economía española en 2010 al augurar una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) del 0,4%, dos décimas menos que lo estimado en enero (-0,6%), mientras que mantuvo su previsión de crecimiento del 0,9% en 2011, en el marco de una recuperación de la economía global "más fuerte" de lo previsto. La actualización de las previsión de la institución dirigida por Dominique Strauss-Kahn con motivo de la presentación del 'Informe de perspectivas económicas' reduce la brecha respecto a las previsiones del Gobierno para 2010, para cuando el Ejecutivo español espera una contracción de tres décimas, aunque se mantiene claramente menos optimista de cara a 2011, cuando el Gobierno prevé un repunte del PIB del 1,8%.