El Fondo Monetario Internacional (FMI) elogió el jueves la iniciativa de los principales bancos centrales del mundo para hacer frente a los problemas globales de liquidez y dijo que las políticas monetarias deberían seguir siendo flexibles. El plan anunciado el miércoles por los principales bancos centrales de Europa y América del Norte, destinado a aliviar las tensiones del crédito, da "una importante señal a los mercados de que estos bancos centrales están trabajando en conjunto para afrontar la naturaleza internacional" de las turbulencias, dijo a la prensa el portavoz del FMI, Masood Ahmed. "Está claro que el proceso de ajuste de los mercados financieros será complejo y prolongado", dijo. "En consecuencia, pensamos que en política monetaria, es importante que los bancos centrales clave tomen una posición flexible en el actual escenario", agregó.