El Fondo Monetario Internacional está buscando recursos para inyectar un billón de dólares (785.534 millones de euros) en la zona euro y aplacar así las tensiones en el mercado de deuda, según publica la agencia Reuters. Las bolsas celebran esta noticia con la vuelta a la zona de ganancias. El Ibex 35 recupera los 8.500 puntos con un ligero repunte del 0,07%.

El organismo está presionando a China, Brasil, Rusia, India, Japón y a países exportadores de petróleo para que sean los principales contribuyentes, según fuentes oficiales citadas por la agencia.

El FMI quiere al parecer que el acuerdo esté para la próxima reunión de los ministros de finanzas del G20 que se celebrará el próximo 25 y 26 de febrero en Méjico DF.

Christine Lagarde, directora gerente del organismo, dijo ayer que el Fondo está estudiando opciones para ampliar su actual aportación de 385.000 millones de dólares. "El mayor desafío es responder a la crisis de una manera adecuada y muchos miembros del directorio ejecutivo realzaron la necesidad y urgencia de esfuerzos colectivos para contener la crisis de deuda de la zona euro y proteger a las economías mundiales de posibles contagios", aseguró la directora gerente del Fondo.