El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, defiende el papel de la institución en el mecanismo de ayuda a Grecia y afirma que su objetivo es "ayudar a los griegos", porque sin este apoyo, "ellos entrarían en una situación insostenible".