El euro subía el viernes al máximo en dos meses contra el yen, respaldado por las sólidas ganancias de las acciones y por las preocupaciones de que el Banco de Japón pueda seguir al Banco Nacional de Suiza con medidas no convencionales. La moneda única europea recortaba su alza ante el dólar y el franco suizo, aunque mantenía un apoyo general por la iniciativa que dispuso el Banco Nacional de Suiza (BNS) el jueves para debilitar al franco suizo con compras de euros y dólares. Los operadores anticipaban nuevas medidas de ese tipo. El jueves, el BNS dijo que compraría monedas y bonos de otros países, en la llamada "flexibilización cuantitativa", en momentos en que Suiza enfrenta su peor recesión en más de tres décadas. Y después de un movimiento similar del Banco de Inglaterra la semana pasada, los mercados se preguntan quién será el próximo. A las 11:27 GMT, el euro subía 0,3 por ciento a 126,63 yenes, despues de tocar el máximo en dos meses de 127,64 yenes, según datos de Reuters.