La divisa europea no está para soportar más estrés. Si no fuera bastante con la situación de la periferia, los problemas de déficit anglosajones y belgas y una España que se tambalea, ahora llega para poner la guinda al pastel una agencia de calificación.

Standard & Poors ha colocado en perspectiva negativa la calificación de Italia en lo que ha sido el remate al triunfo del Partido Popular en las elecciones autonómicas y municipales este domingo donde un cambio de gobierno podría hacer aflorar un déficit local aún desconocido.

El euro ha retrocedido hoy hasta los 1,4000 dólares cuando el reloj marcaba las 11:10 horas de esta mañana. No lo hacía desde el mes de marzo y en algún momento ha llegado a situarse el par euro/dólar por debajo de la barrera del 1,40.

De momento, la tónica del día es la apreciación del dólar frente a euro y yen, aunque sería un error generalizar teniendo en cuenta la extrema volatilidad por la que atraviesan los mercados de divisas a nivel internacional.