La brecha entre la moneda comunitaria y la estadounidense sigue ampliándose. Superada la barrera del 1,46, el par euro/dólar no sabe dónde poner el freno.

Y la situación de no tiene la menor intención de cambiar, teniendo en cuenta la política monetaria a la que se ha subido Estados Unidos que se mantendrá, salvo sorpresa, los próximos meses. Con tipos de interés a nivel de cero, el dólar continuará depreciándose frente al euro, mientras que las materias primas -por medio de una especie de regla no escrita- continuarán con su escalada de precios.

La moneda comunitaria ha escalado hasta los 1,4685 dólares, frente a los 1,4600 dólares de la jornada anterior. El Banco Central Europeo (BCE) fijó hoy el cambio oficial del euro en 1,4652 dólares.