El mercado vuelve a cotizar al alza los rumores que llegan del país Balcánico. Al parecer, el gobierno griego anunciará inminentemente más medidas de austeridad para poder convencer a las autoridades internacionales y recibir un nuevo tramo de rescate que le evite la quiebra.


Las compras vuelven a Europa y el euro-dólar sube. Parece que la divisa europea sube al calor de los rumores que apuntan a que Grecia complacerá a Europa con más medidas de austeridad. Así pues, el euro-dólar sube a esta hora un 1,10% hasta los 1,326 dólares. No obstante, “esto es un rebote dentro de una tendencia bajista”, avisa Luis Francisco Ruiz, analista de Estrategiasdeinversion.com. “Las medidas permanecen cruzadas a la baja y tenemos máximos y mínimos decrecientes, por lo que consideramos que sigue bajista”. De hecho, considera que “podríamos tomar posiciones bajistas en 1,3234 dólares con stop en 1,3548 euros”.

GRÁFICO EURO-DÓLAR (Fuente: Yahoo Finance):


Las autoridades griegas están trabajando en el borrador final del documento con las condiciones presupuestarias y las medidas estructurales que desbloquearían en segundo rescate del país por valor de 145.000 millones por parte de la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo. Sin el dinero del rescate, Grecia no podrá hacer frente al pago de 14.500 millones en bonos que vencen en marzo, lo que podría conducir a la quiebra.
.
No obstante, no sería la primera vez que vemos a Grecia incumplir los plazos o desdecir los rumores positivos. Por ello, José Martínez Campuzano, estratega jefe de Citigroup en España, indica que Grecia tiene 3 opciones:
1ª opción: que se siga ayudando a Grecia y que el país siga cumpliendo dentro de la zona euro
2 opción: que Grecia se salga del euro
3ª opción: que haga default y se quede en la UE, pero fuera de la zona euro

“A corto plazo lo más confortable para Grecia sería declarar el default”. Sin embargo, un default de este país podría abrir la veda a otros países europeos pequeños en problemas, indica el experto.

Según Durao Barroso, presidente de la Comisión Europea, “el coste de un default de Grecia, el coste de una eventual salida de Grecia del euro, sería mucho más elevado que el coste de continuar apoyando Grecia". Para evitar este escenario, Barroso ha instado a todos los partidos políticos en Grecia a comprometerse con los "ajustes necesarios" que exige la troika -la CE, el BCE y el FMI- a Atenas para negociar un segundo rescate por valor de alrededor de 130.000 millones de euros.

Si finalmente Grecia saliera del euro y re acuñara el Dracma sería muy perjudicial para la economía. Según Mercedes Camacho, socia-directora de Omega IGF, dice que “si saliera del euro quedaría muy debilitada e indefensa”.