El Euríbor, índice al que se referencian la mayoría de las hipotecas en España, retomó hoy la senda de bajadas que había olvidado en los últimos cuatro días y se estableció en el 1,353%, tan sólo una milésima por debajo de la tasa que marcó ayer.