El Euribor, el indicador más utilizado para el cálculo de hipotecas, ha alcanzado hoy el 5,053%, un nuevo máximo anual intradía, con lo que la media mensual con la que previsiblemente terminará el mes de mayo provocará un incremento de 636 euros en la hipotecas contratadas hace un año.
A dos días de que termine mayo, la media mensual del Euribor se sitúa ya en el 4,985%, lo que incrementará una hipoteca media (de unos 150.000 euros) contratada hace un año en 53 euros mensuales o 636 al año, ya que en mayo del año pasado este indicador cerró en el 4,373%. El indicador ha sumado de nuevo unas décimas que lo sitúan por encima de los niveles de diciembre de 2000, cuando cerró al 4,88%, y muy cerca del 5,193% de noviembre de ese año. El Euribor marcó su máximo histórico en agosto de 2000 al alcanzar el 5,248%, y en los últimos ocho años había recorrido una senda descendente que se invirtió a comienzos de este año. El Euribor refleja las previsiones sobre la situación en que se situarán los tipos de interés en la Eurozona dentro de doce meses, y sube cuando los mercados prevén que el Banco Central Europeo (BCE) tiene intención de subir los tipos de interés. Así, a mayor número de subidas previstas, más se incrementa este indicador y, aunque los analistas consultados por EFE no descartan totalmente que el BCE pueda bajar los tipos de interés en la Eurozona hasta el 3,75% antes de fin de año, la insistencia del presidente del BCE en controlar la inflación ha desanimado a los que apostaban por una rebaja. El Euribor a 12 meses, el índice más utilizado por los bancos para prestar dinero a sus clientes, comenzó a cotizar en enero de 1999 y, desde entonces, ha oscilado entre un mínimo de 2,014% y un máximo del 5,248%.