El Euríbor, indicador al que se referencian la mayoría de las hipotecas en España, sigue su escalada imparable y, cerrará el mes de mayo al borde del 5% de media -previsiblemente en el 4,99%- encareciendo la letra de la hipoteca en 60 euros al mes y en 720 euros al año. A falta de dos días hábiles para que termine el mes, el índice marcó hoy un nuevo récord anual en su tasa diaria, al situarse en el 5,053%, y con los 19 valores disponibles hasta ahora, la media ya se encuentra en el 4,985%, según datos recogidos por Europa Press.
Si se confirman estos cálculos, el Euríbor de mayo se situaría 0,627 puntos por encima de la tasa registrada en el mismo mes del año pasado, cuando se colocó en el 4,373%, y sería 0,18 puntos más alto que el Euríbor de abril, que fue del 4,82%. Esta subida afectará a las hipotecas que se revisen en los próximos días, con una subida de su cuota mensual de unos 60 euros para una hipoteca media, que según el INE se situó en febrero en 169.320 euros, es decir, unos 720 euros más al año. Los expertos consultados por Europa Press coinciden en descartar que el indicador deje de subir y de agravar las dificultades que atraviesan las familias para pagar la hipoteca hasta que el Banco Central Europeo (BCE) baje los tipos de interés y se restablezca la confianza en la liquidez del sector financiero. El consejo de gobierno instituto emisor europeo se reúne el próximo 5 de junio, pero los expertos creen poco probable que flexibilice su política monetaria y fije el precio del dinero por debajo del 4% ante sus crecientes preocupaciones por el control de la inflación. El Euríbor a doce meses, índice que suelen usar los bancos para prestar dinero a sus clientes, comenzó a cotizar en enero de 1999 y, desde entonces ha oscilado entre el mínimo de 1,929% que marcó en 2003 y el máximo del 5,341% registrado en agosto de 2000. Algunos expertos creen que el indicador continuará agravando las dificultades de las familias para pagar la hipoteca y llegará a su cota máxima el próximo mes de agosto, en el aniversario del inicio de las turbulencias financieras desatadas a raíz de la crisis de las hipotecas basura en Estados Unidos, que motivaron la desconfianza de la banca mundial y las restricciones de liquidez. La subida del también llamado Tipo Europeo de Oferta Interbancaria coincide con el descenso del número de viviendas hipotecadas del 39,65% en tasa interanual en marzo, hasta un total de 70.387 inmuebles, lo que supone el mayor descenso desde que se inició la nueva serie en 2003.