Si hay algo que no le gusta al dinero es la incertidumbre. Y no hay duda que lo que está sucediendo en España con Cataluña lo único que hace es espantalo. Según los datos de EPFR, la consultora estadounidense que realiza análisis sobre los flujos de fondos cada semana, España ha experimentado los segundo reembolsos más altos de su historia de los fondos de renta variable. Y eso que parece que la tensión se ha calmado.

Tampoco Italia está gustando mucho, porque las próximas elecciones tampoco dan seguridad a los grandes inversores y las salidas del dinero se han situado en el nivel más alto desde el segundo trimestre de 2015.

Con todo, la renta variable sigue atrayendo dinero a nivel global. En la semana que acabó el 11 de octubre se ha alcanzado un nuevo máximo. Los expertos de EPFR afirman que “los fondos que invierten en renta variable global han experimentado la mayor entrada de dinero desde mediados de mayo”.

En concreto, los fondos de renta variable global recibieron 11.500 millones de dólares en esa semana, el máximo de 17 semanas  (coincidiendo con una rebaja de la tensión con Corea y con Catqaluña). Los fondos que invierten en bonos absorbieron 5.400 millones de euros y los fondos monetarios unos 2.000 millones de dólares.

MERCADOS EMERGENTES

Los fondos que invierten en estos países alcanzaron máximos de 21 semanas y recibieron dinero en 27 ocasiones en las 28 últimas semanas desde el segundo tirmestre del año. Una región que sigue gustando a los inversores, que han alcanzado la mayor posición en este tipo de fondos desde el tercer trimestre de 2014.

MERCADOS DESARROLLADOS

Esta última semana ha coincidido con máximos de 21 años en Japón y en Estados Unidos, mientras que el DAX alemán ha superado por primera vez en su historia la cota de 13.000 puntos. “Sin embargo, los inversores han sido muy cautelosos en apostar por estos mercados”. En concreto, los fondos globales han comprado 1.500 millones de dólares en Estados Unidos, 600 millones en Japón y 320 millones en Alemania. Más del dinero del que han recibido esos mercados.

“Una vez más, -aseguran-, a pesar de las preocupaciones en el Reino Unidos, Alemania, Italia y España, los fondos de renta variable europea han recibido dinero”. Aunque los flujos han ido a mercados más pequeños como Finlandia y Austria.

Estados Unidos ha recibido dinero, aunque en una cantidad que no supera el 0,1% de los activos bajo gestión. Por sectores, las compañías de pequeña capitalización son las que han  despertado más atracción.

 

Fondos de renta variable europea