El desempleo de Alemania desciende de forma inesperada en el mes de diciembre en 3.000 personas, hasta los 3,421 millones, según los datos de la Oficina Federal de Berlín. El dato ha sorprendido grátamente, pues se esperaba un aumento en 5.000 parados. Así, la tasa de paro de este país cierra el año en el 8,1%.