El déficit de España en 2009 fue una décima menor de lo esperado, al situarse en 11,1% del PIB, según la segunda revisión de los datos publicada por Eurostat.
De este modo, España fue el cuarto país con un déficit más elevado de la Unión Europea, por detrás de Irlanda, que registró un déficit del 14,4% (una décima más de lo estimado anteriormente) y Reino Unido, con el 11,4% (una décima menos).

Grecia fue el país europeo con un déficit más elevado, pero Eurostat no publicará hasta mediados de noviembre sus datos definitivos relativos a 2009, que se esperan mucho más abultados de lo anunciado hasta ahora, en el 13,6% del PIB.