Wall Street abre al alza extendiendo el rally de ayer por la decisión de la Reserva Federal de bajar los tipos en medio punto, aunque los bancos de inversión caen después de que Morgan Stanley haya anunciado unos resultados por debajo de las expectativas del mercado. En los primeros minutos de negocio –y tras conocerse un dato de IPC mejor de lo esperado por el mercado- el Dow Jones de Industriales repunta un 0,67% hasta los 13.831 puntos, el tecnológico Nasdaq avanza un 0,77% hasta los 2.671 puntos mientras que el S&P 500 gana un 0,87% hasta los 1.532 puntos.
Los datos de construcción de viviendas nuevas y permisos de construcción, revelados recientemente, parecen indicar que la decisión de la Fed fue un acierto. Estados Unidos registró en agosto una caída de la construcción de viviendas del 2,6% a 1,331 millones de unidades, el dato más bajo en doce años y la tercera caída mensual consecutiva. Mientras que los permisos cayeron en agosto un 5,9% a 1,307 millones, por debajo de expectativas del mercado de 1,342. Los datos reflejan la difícil situación de los mercados de crédito y bursátiles en agosto, lo que debilitó el mercado inmobiliario y mantuvo la inflación bajo control. Así, el índice de precios al consumo (IPC) de Estados Unidos bajó un 0,1% en agosto, mientras que la tasa subyacente aumentó un 0,2%, en línea con lo esperado por el mercado. En cuanto a los valores particulares Morgan Stanley cedía un 1,6% en preapertura, tras anunciar una caída del 17% en su beneficio del tercer trimestre tras registrar pérdidas de 940 millones de dólares debido al atribulado mercado de créditos y a compromisos de financiación adquiridos.