Wall Street abre en positivo tras conocerse un dato de empleo semanal mejor de lo previsto por el mercado, lo que contrarresta el recorte en la previsión de beneficio de Alcatel Lucent. En los primeros minutos de negocio, el Dow Jones de Industriales sube un 0,82% hasta los 13.400 puntos, el tecnológico Nasdaq avanza un 0,28% hasta los 2.599 puntos mientras que el S&P 500 repunta un 0,66% hasta los 1.481 puntos. Avances de la renta variable estadounidense en una jornada en la que, de nuevo, la Fed ha inyectado liquidez al sistema. En esta ocasión 21.000 millones de dólares.
El dato de desempleo semanal conocido antes de la apertura ha dado alas a Wall Street cuyos indicadores cotizan todos en positivo. El Departamento de Trabajo informó de que el número de personas que solicitaron por primera vez prestaciones por desempleo en Estados Unidos subió en 4.000 hasta los 319.000 en la semana del 2 al 8 de septiembre, frente a la previsión de 325.000. Además, la cifra de la pasada semana fue revisada a la baja de 318.000 a 315.000. Para Juan Carlos Castillo Montero, analista de Capital Bolsa “el dato de desempleo es el que está haciendo subir a la bolsa, aunque lo verdaderamente importante en el día de hoy es la debilidad de dólar”, comenta este experto para quien “si el billete verde sigue así se podrían provocar verdaderos efectos negativos en la economía americana”. En el frente empresarial, destaca la caída en picado de las acciones de Alcatel Lucent que caen más de un 10% ya que tras consultar a sus clientes sus redes inalámbricas de Norteamérica sobre sus gastos de agosto, prevé que el crecimiento de ventas del tercer trimestre se reducirá y tendrá “un impacto negativo” en los beneficios. En la parte contraria, en el de las ganancias, se colocan las acciones de General Motors, que suben un 5,79% hasta los 32 dólares después de que un diario estadounidense haya publicado que la compañía está buscando un sistema de dos niveles de salarios que permitiría pagar menos a los nuevos contratados que a los veteranos. Sobre la firma estadounidense pesa, además, una buena recomendación de una casa de valores que sitúa su nota en comprar. Mientras, McDonalds repunta un 4,69% hasta los 53,60 dólares, tras anunciar que subirá en un 50% el dividendo que pagará a sus accionistas hasta 1,50 dólares por acción.