Las acciones de Estados Unidos pasaron a terreno negativo tras una imprevista bajada en la confianza del consumidor de septiembre que generó cautela respecto a la fortaleza de la recuperación económica. A pesar de subir un 0.3% en los primeros minutos de negociación, el Dow Jones cede un 0.2% y cotiza en los 9.769 puntos.
El promedio industrial Dow Jones caía un 0,21 por ciento, a 9.769,11. El índice Standard & Poor's 500 cedía un 0,14 por ciento, a 1.061,47. El índice Nasdaq Composite perdía un 0,33 por ciento, a 2.123,69 unidades.

Una tendenica que se produjo después de conocer que la confianza del consumidor en EE UU se situó en septiembre en los 53,1 puntos, por debajo de los 57 que esperaban los analistas y los 54,5 del dato corregido de agosto. Además, el último informe Case-Shiller ha reflejado que los precios de la vivienda en 20 grandes ciudades estadounidenses subieron un 1,6% en julio. Esta cifra, mejor de la esperada, engloba ya el tercer mes consecutivo de subidas. Asimismo, el instituto Conference Board ha publicado que la confianza del consumidor en el mes de septiembre cayó hasta los 53,1 puntos.

Los valores del sector inmobiliario encuentran la jornada un respiro a sus castigadas cotizaciones. The Wall Street Journal y Washington Post informan hoy que el departamento del Tesoro prepara un nuevo plan de 35.000 millones de dólares para ayudar a las empresas ligadas al ladrillo. En este escenario, los títulos de compañías KB Home o Lennar presentan ganancias del 3,28% y del 3,01%, respectivamente. Asimismo, Toll Brothers se revaloriza 1,45%.

Por su parte, MBIA se posiciona como uno de los valores bajistas de la sesión al ceder un 4,87%. Las acciones de la aseguradora de bonos retroceden después de que la agencia de calificación S&P haya decidido rebajar hasta BB-, desde la anterior de BB, su rating crediticio.

En el otro extremo sorpresa positiva que  ha dado Wallgreen con sus resultados trimestrales. La mayor cadena de farmacias del país que se dispara un 11,35% ha anunciado que registró un beneficio de 436 millones de dólares frente a los 443 millones del pasado año. Las ventas, por su parte, aumentaron en un 7,6% hasta los 15.700 millones de dólares.