El petróleo caía el miércoles por debajo de los 124 dólares por barril, su precio más bajo en casi tres semanas, por un alza de los precios del combustible en India, que se espera frene la demanda. Las pérdidas registradas durante la sesión se suman al retroceso de más de 3 dólares sufridos en la víspera, cuando la Reserva Federal estadounidense advirtió que la debilidad del dólar amenazaba con aumentar la inflación. El crudo de referencia en Estados Unidos llegó a caer hasta los 123,15 dólares en la sesión, su precio más bajo desde mediados de mayo. A las 1319 GMT operaba con un descenso de 46 centavos a 123,86 dólares por barril. Por su parte, el crudo Brent de Londres perdía 81 centavos a 123,77 dólares por barril.
La debilidad del dólar, que abarata las materias primas calculadas en esa divisa, fue un factor primordial en los avances que el crudo registró en mayo, cuando llegó a superar los 135 dólares por barril. Los altos precios del crudo han comenzado a erosionar la demanda y han hecho difícil que los gobiernos de las economías emergentes puedan soportar el pago de subsidios por combustible. India elevó el miércoles los precios de la gasolina y el diésel alrededor de un 10 por ciento, lo que supone la mayor subida registrada en años. Otras naciones asiáticas han optado por recortar o están considerando disminuir los subsidios, lo que tendría implicaciones sobre la demanda. No obstante, los mercados del petróleo podrían cambiar de dirección tras la divulgación de los datos de inventarios de crudo estadounidense, a las 14:35 GMT. Los analistas consultados por Reuters esperan un aumento de 800.000 barriles en las existencias estadounidenses de crudo, un alza de 1,4 millones de barriles en la de destilados y de 400.000 barriles en los inventarios de gasolina.