El precio del crudo de Texas bajaba hoy más de dos dólares y regresaba al nivel de los 91 dólares en Nueva York, después de conocerse que las reservas de petróleo en EEUU bajaron en la pasada semana menos de lo que se preveía. Hacia la media sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en enero recortaban en 2,82 dólares su precio anterior y se situaban en 91,60 dólares por barril (159 litros).
El retroceso en el precio del crudo iba en paralelo al descenso que registraban también los valores de los combustibles. Los contratos de gasóleo para entrega en diciembre se situaban en un precio de 2,5932 dólares por galón (3,78 litros), unos seis centavos menos que el día anterior. Los contratos de gasolina para ese mismo mes se negociaban a 2,3004 dólares/galón, alrededor de siete centavos menos que el martes. Los contratos de gas natural para entrega en ese mismo mes se situaban en un precio de 7,25 dólares por mil pies cúbicos, 31 centavos menos que en la sesión anterior. El precio del petróleo WTI mostró hoy una firme tendencia a la baja, por tercera sesión consecutiva, después de que el Departamento de Energía (DOE) difundiera datos algo más favorables de lo esperado relativos a existencias de crudo y de combustibles almacenados en EEUU y al ritmo de actividad de las refinerías. Las reservas de petróleo bajaron 400.000 barriles, cuando los expertos no descartaban un descenso en torno al millón de barriles. El total almacenado se situó al finalizar la pasada semana en 313,2 millones de barriles, un volumen que es un 6,7% inferior al del pasado año en la misma época. Las existencias de gasolina aumentaron en 1,4 millones de barriles y el total, de 196,6 millones de barriles, quedó un 3,7% por debajo del nivel de hace un año. Las reservas de productos destilados, categoría que incluye el gasóleo de calefacción y el diesel, bajaron en 100.000 barriles, después de un descenso de más de dos millones de barriles que se había registrado en la semana anterior. El total almacenado se sitúa ahora en 130,9 millones de barriles. un volumen que es un 7,3% inferior al del pasado año. El informe semanal del DOE reveló además que las refinerías aumentaron de forma significativa su ritmo de actividad y operaron al 89,4% de capacidad, comparado con el 87% de la semana anterior. También subieron con fuerza las importaciones de crudo al mercado estadounidense y alcanzaron una media de 10,4 millones de barriles diarios, 534.000 barriles más que en la semana precedente. El precio del petróleo bajó el martes más de 3 dólares o un 3,4%, entre expectativas de que la OPEP podría aumentar sus cuotas de producción en la reunión que celebrará la próxima semana y después de señalar Arabia Saudí que ha aumentado su producción en este mes. El barril de petróleo de Texas no ha cerrado en Nueva York por debajo de 92 dólares desde el 13 de noviembre.