El precio del barril de petróleo retrocede posiciones en los mercados gracias a la finalización de la huelga de dos días en las refinerías nigerianas, así como por la noticia del acuerdo para la construcción de un gran oleoducto en Asia que abastecerá a los países del Lejano Oriente.
De este modo, a las 13.05 horas, el precio del barril de petróleo Brent de calidad Mar del Norte para entrega en junio se sitúa en 69,79 dólares, después de haber iniciado la sesión en 70,45 dólares. Por su parte, el crudo de calidad Sweet Light negociado en el mercado electrónico Nymex baja a 64,59 dólares, frente a una apertura de 64,98 dólares por barril. El pasado sábado, los líderes sindicales nigerianos pidieron a los trabajadores de las refinerías que regresaran a sus puestos de trabajo, después de que el Gobierno aceptara una subida del 15% para todos los empleados de Compañía Nacional de Petróleo de Nigeria. Los sindicatos habían iniciado la huelga el pasado jueves y amenazaron con fijar como objetivos las exportaciones de crudo para evitar la venta de las refinerías. La compañía estatal de petróleo de Nigeria controla participaciones mayoritarias en joint ventures con compañías petroleras internacionales que representan más del 90% de las exportaciones de crudo del país. OLEODUCTO ALIVIARÁ EL TRÁNSITO DE CRUDO POR ESTRECHO DE MALACA Por otro lado, en el día de hoy se ha conocido que el consorcio Trans-Peninsula Petroleum invertirá 7.000 millones de dólares (5.300 millones de euros) en la construcción de un oleoducto a través del Norte de Malasia que desviará un tercio del crudo que actualmente se transporta a través del Estrecho de Malaca, garantizando el suministro de petróleo a los países del Lejano Oriente desde los países productores de Oriente Medio. Bajo los términos del plan, el crudo procedente de Oriente Medio podría ser refinado en Kedah, en la costa Noroeste de Malasia y bombeado a través de 300 kilómetros de tuberías hasta Kelantan, en la costa Este. Después será cargado en tanques con destino a Japón, China y Corea del Sur, evitando Singapur y el Estrecho de Malaca. Los trabajos de construcción del oleoducto comenzarán el próximo año y terminarán en 2014, afirmó el presidente de Trans-Peninsula Petroleum , Rahim Kamil Sulaiman. "No se trata de un proyecto político. Se trata de un acuerdo comercial. El proyecto es económicamente viable", afirmó Sulaiman en una conferencia de prensa. Esta mañana, Trans-Peninsula firmó un acuerdo con la empresa malaya Ranhill Engineers & Constructors, así como con la indonesia PT Tripatra para el diseño y construcción del oleoducto. Trans-Penisula también ha llegado a acuerdos con la compañía saudí Al-Banader International Group para el suministro de petróleo, aunque no ofreció detalles del acuerdo. Actualmente el tránsito de petróleo por el Estrecho de Malaca representa cerca de la mitad del tráfico marítimo mundial de crudo. Además el Estrecho es famoso por los numerosos robos y secuestros protagonizados por piratas, aunque los ataques hayan descendido desde que Malasia, Indonesia y Singapur incrementaran las patrullas de vigilancia en 2005.