La inversión nueva de las operaciones de crédito al consumo de bienes duraderos cerró 2010 con un total de 23.425,5 millones de euros.

Esta cifra supone un descenso del 0,2%, moderando la caída experimentada el año anterior, cuando descendió un 25,7%, según los datos facilitados por la Asociación Nacional de Establecimientos de Crédito (Asnef).

Del total de créditos, 16.804,8 millones correspondieron al sector del consumo (-1,7%) y 6.620,7 millones al sector del automóvil (+4%). Asnef ha explicado que aunque aparentemente los créditos a este sector han aumentado en tasa interanual, 2010 ha sido un año de contrastes para el motor, que ha visto cómo tras un crecimiento alentador en el primer trimestre del año sus resultados iban cayendo a medida que pasaban los meses.