El consumo de gasóleos cayó el año pasado el 3,9 por ciento respecto al ejercicio anterior, hasta situarse en 35,33 millones de toneladas, mientras que el de gasolinas bajó el 6 por ciento y cerró el año en 6,3 millones de toneladas, según el último Boletín Estadístico de Hidrocarburos. El uso de gasóleo de automoción descendió en el conjunto del año el 3,7 por ciento, en tanto que el de gasóleo agrícola y pesquero bajó el 3,3 por ciento, el de calefacción el 3,6 por ciento y el de "otros gasóleos" el 8,9 por ciento. Por su parte, el consumo de la gasolina de 95 octanos cayó en 2008 el 4,6 por ciento y el de gasolina de 98 octanos el 15,5 por ciento. En el último mes del año, el consumo de diesel de automoción bajó el 3,4 por ciento, caída sensiblemente inferior a la del mes de noviembre, que fue del 11,3 por ciento.