El consorcio europeo formado por Royal Bank of Scotland, Santander y Fortis, inmerso en la operación de compra de ABN Amro, se hizo con 40.76 millones de acciones de la entidad holandesa a un precio medio de 33.81 euros por título. Con esta participación el consorcio europeo controla el 3.25% de los derechos de voto con lo que operación en su totalidad supone un inversión de más de 1.375 millones de euros.