El Consejo de Administración de Iberia debe reorganizar su composición en su próxima reunión de diciembre tras la compra, por parte de Caja Madrid, de las participaciones que tenían en la línea aérea Logista y BBVA, indicaron fuentes del sector. La caja madrileña compró al BBVA un 7,07% de la aerolínea y a Logista un 6,42%, con lo que los dos consejeros que tenían estas dos sociedades en el consejo de Iberia deben dejar sus puestos.
Caja Madrid ha pasado de poseer el 10% en Iberia a detentar el 23,42%, por lo que, según las fuentes consultadas, esos dos consejeros deben corresponder a la entidad financiera madrileña, que pasaría así a tener tres miembros en el Consejo. Este quedaría formado por once miembros, tres para Caja Madrid, dos para British Airways, uno para el Corte Inglés, el presidente de Iberia, Fernando Conte, y cuatro independientes. Actualmente el máximo órgano directivo de Iberia esta integrado por Fernando Conte, Miguel Blesa (Caja Madrid), Jose Manuel Fernández Norniella (independiente), Tristán Garel-Jones (British Airways), Antonio Masa Godoy (independiente), Roger Paul Maynard (British Airways) y José Pedro Pérez Llorca (independiente). Además de Horge Pont Sánchez (El Corte Inglés), José Buenaventura (independiente), Antonio Vázquez (Logista) y Gregorio Villalabeitia (BBVA). La oferta de Caja Madrid por la partición de Logista y del BBVA, alcanza los 470 millones de euros, al pagar las acciones de cada uno a 3,60 euros. Logista, que vende 61,1 millones de acciones, va a recibir 220 millones de euros, lo que supone para esta empresa una plusvalía de 36 millones de euros, ya que compró en el 2001 a 3 euros el título, pagando 184 millones de euros. En el caso del BBVA, su venta es de 66,6 millones de acciones por las que va a recibir 250 millones de euros, con una plusvalía de 50 millones de euros, ya que entró en el 2001 a 3 euros por título, con un desembolso de 200 millones de euros.