El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Joan Clos, ha negado hoy que el Gobierno haya intervenido en el proceso de adquisición de Iberia por parte de Caja Madrid, que controlará el 23,42% de la compañía aérea una vez culmine la compra de participaciones.
El consorcio del fondo estadounidense Texas Pacific Group (TPG) y de la aerolínea británica British Airways (BA), que hasta este lunes quería comprar Iberia, culpó ayer al Gobierno español de favorecer la compra de más capital de la compañía aérea española por parte de Caja Madrid, forzando así su retirada en esta operación. Joan Clos hizo estas declaraciones durante el transcurso de un desayuno organizado por la consultora PricewaterhouseCoopers y el diario La Vanguardia, en el que también señaló la necesidad de conseguir que el mercado del transporte aéreo sea "eficiente" y "competitivo". Caja Madrid ostentaba hasta la semana pasada el 9,9% del capital de Iberia, y para hacerse con el porcentaje de capital de BBVA (7,07%) y Logista (6,42%) en la aerolínea la entidad de ahorro madrileña desembolsará 470 millones de euros. La aerolínea británica British Airways (BA), que posee el 10% de Iberia, confirmó ayer que no ejercerá su derecho de tanteo para adquirir algunas de las acciones de Iberia propiedad del BBVA y Logista y anunció que iniciará discusiones con Caja Madrid "para maximizar" el valor de su relación con la aerolínea española.