El Pleno del Congreso rechazó hoy la creación de una comisión de investigación que solicitaba el PP para aclarar la actuación del Gobierno en torno a las OPAs sobre Endesa y el conflicto creado en el seno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a raíz de las sucesivas declaraciones de su ex presidente Manuel Conthe contra la Oficina Económica de Moncloa y el número dos de la CNMV, Carlos Arenillas.
Así, la Cámara Baja impidió que saliera adelante la iniciativa popular, que tan sólo logró el apoyo del grupo parlamentario de Coalición Canaria-Nueva Canarias (CC-NC), obteniendo los votos en contra del PSOE, CiU, ERC, PNV, IU-ICV y BNG. En su intervención en la tribuna del Congreso, el portavoz adjunto del PP, Vicente Martínez Pujalte, subrayó la "importancia" de investigar este asunto en sede parlamentaria porque a su juicio, "hay motivos suficientes para que el Parlamento se ocupe de este tema en profundidad" y en lo sucedido en el órgano supervisor no ha habido "casualidades, sino causalidades". Pujalte arremetió contra el PSOE, que según aseguró, "preconizaba transparencia" y prometía "facilitar la creación de la comisión de investigación en su programa electoral". Según denunció, los socialistas no han cumplido con este compromiso a lo largo de la legislatura. Respecto a la solicitud de la creación de una comisión de investigación por el conflicto en la CNMV y la OPA sobre Endesa, aseguró que son las minorías las que impulsaron finalmente el debate ya que, según aseveró, los socialistas "ni siquiera querían debatirla" cuando ha habido "interferencias y presiones del Gobierno" así como "trapicheos". En la misma línea, repasó el proceso de OPAs sobre Endesa desde su inicio en septiembre de 2005 con Gas Natural, recordando las instituciones que han tenido un papel relevante como la Comisión Nacional de la Energía, la Comisión Nacional del Mercado de Valores, el Tribunal de Defensa de la Competencia, la Comisión Europea y la relevancia mediática de este tema, además de mencionar a "accionistas y consumidores beneficiados o perjudicados". Además, resaltó el impacto de "un segundo capítulo" protagonizado por la CNMV y su ex presidente Manuel Conthe, quien acusó a la Oficina Económica de Moncloa por utilizar a Carlos Arenillas como "correa de transmisión" en el caso FG Valores contra el presidente del BBVA en la etapa de Miguel Sebastián como director. En este contexto, hizo hincapié en que el Parlamento debe intentar conocer qué ha pasado con el fin de garantizar la credibilidad de las instituciones y parafraseando a Manuel Conthe que según Pujalte, dijo exactamente que la decisión de no sancionar a Enel por su papel en la OPA fue "equivocada". Por su parte, el único grupo parlamentario que apoyó en su iniciativa al PP, CC-NC defendió en el Pleno, a través de la figura de su portavoz económico, Luis Mardones, la "necesaria transparencia" que a su juicio, tiene que predominar en los órganos reguladores y que debe propiciar el Parlamento, argumento con el que justificó su apoyo a la creación de la comisión de investigación. El resto de grupos parlamentarios votaron en contra de la iniciativa popular, entre ellos, CiU, cuyo portavoz de Economía, Josep Sánchez Llibre explicó no ver que dicha comisión pueda suponer efectos beneficiosos, sobre todo cuando ya está en marcha un proceso en los juzgados impulsado por los populares. Por su parte, el portavoz económico de ERC, Joan Puig, dejó claro desde el principio su rechazo a la petición del PP ya que en cualquier caso, la comisión de investigación "debería haberse llevado a cabo cuando se inició el proceso" de OPAs sobre Endesa en la etapa de Gas Natural. El diputado del PNV, Pedro Azpiazu, criticó las intenciones del PP de sacar "rédito electoral" con este asunto y criticó sus intenciones de "armar ruido mediático" y "crispación". Desde IU-ICV, su presidente Gaspar Llamazares subrayó que su grupo no participará en un "monumento a la hipocresía" ni en una "ley del embudo" como proponía el PP, según subrayó. El portavoz del BNG, Francisco Rodríguez, también sentenció en su intervención su rechazo a esta iniciativa del PP recordando el Gobierno popular intervino en la economía colocando a "personajes en confesionalidad directa con el aznarismo" al frente de las empresas que se privatizaron, y reclamó al menos "rigor" y "apariencia de neutralidad" en las instituciones. Finalmente, el portavoz socialista económico, Ricard Torres, criticó el comportamiento del PP, que a su juicio, está "lanzando graves acusaciones sobre personas e instituciones sin aportar pruebas". Así, acusó al principal partido de la oposición de fijar su estrategia política y construir "su realidad al margen de la verdad y la mentira". "El PP ha tergiversado y manipulado hechos y declaraciones de estas personas con sus fabulaciones calenturientas", concluyó el diputado del PSOE, sumando a su discurso los logros económicos del Gobierno durante la legislatura.