El barril de crudo Brent, de referencia en Europa, alcanzaba hoy su cotización más baja en cuatro meses al situarse en torno a los 111 dólares, entre conjeturas de que la ralentización económica reducirá la demanda. El barril de Brent para entrega en octubre alcanzó los 111,40 dólares a las 8:30 GMT en el mercado de futuros de Londres, 1,24 dólares menos que al cierre del jueves, aunque luego remontó ligeramente y oscilaba en torno a los 112 dólares.
La caída del precio del petróleo coincide con el fortalecimiento del dólar frente al euro y otras divisas y la confirmación de que la economía europea se contrajo durante el segundo trimestre por primera vez desde la introducción del euro. Esta coyuntura hace pensar al mercado que podría bajar la demanda de crudo tanto dentro como fuera de Estados Unidos, el principal consumidor del mundo. Sin embargo, se espera que los precios del petróleo repunten un poco la semana próxima cuando EEUU dé a conocer el estado de sus reservas.