El dólar se sitúa cerca de su nivel máximo de los últimos seis meses frente al euro, ayudándose en el descenso del oro y la percepción de que las perspectivas de la economía estadounidense son mejores que las del resto del mundo. El oro ha caído casi un 3%, para situarse por debajo de los 800 dólares, y la plata perdía un 11%, lo que hacía a los inversores deshacer las posiciones contra el dólar.
Los analistas consideran que el dólar se apoya en el temor a un serio bache en las economías de Asia y la zona euro, mientras que en el caso de Estados Unidos la desaceleración está mucho más reflejada en las cotizaciones, lo que hace que en términos relativos las perspectivas sean mejores para el gigante norteamericano. "La aparente indiferencia del dólar a los débiles datos macro de Estados Unidos refuerza la impresión del mercado de que el dólar sigue apoyado por la mejoría relativa de los diferenciales de EEUU con respecto a otras potencias", comenta Lee Hardman, analista de Bank of Tokyo-Mitsubishi. Hoy se conocerán datos del Tesoro estadounidense sobre las entradas y salidas de capitales que servirán para comprobar si la mejoría de la confianza en la divisa estadounidense se ha visto reflejada en mayores compras de activos en dólares. El euro cotiza en torno a los 1,4707 dólares, ligeramente por debajo de un mínimo de seis meses de 1,4701 dólares alcanzado en febrero de este año. En cuanto a la libra, seguía registrando presión frente al dólar, cayendo a mínimos de dos años por la expectativa de que el próximo movimiento en los tipos de interés del Reino Unido sea a la baja, ante la perspectiva de moderación de la inflación. La libra se sitúa a 1,8531 dólares, cerca de los 1,8519 dólares, nivel mínimo desde agosto de 2006.