La caída del precio del petróleo –por debajo de los 114 dólares el West Texas- y los datos que llegan desde el ámbito macroeconómico, mejor de los esperado tanto la producción industrial como el índice Empire State, animan el comienzo de sesión al otro lado del Atlántico. El crudo recorta posiciones y da un alivio a la renta variable norteamericana donde los inversores apuestan por las compras. En el ámbito empresarial, el sector financiero será protagonista un día más después de que George Soros informara de que incrementó su participación en Lehman Brothers. Atención también para el sector tecnológico de la mano de Yahoo y al farmacéutico donde los movimientos corporativos podrían dar brío a sus títulos. Así las cosas, el Dow Jones repunta un 1,14% hasta los 11.664 puntos, el Nasdaq avanza un 0,05% hasta los 2.454 puntos y el S&P 500 recupera un 0,29% hasta los 1.296 puntos.
Los datos macroeconómicos estadounidenses traen algo de aire fresco al parqué neoyorquino. La producción industrial creció un 0,4% en julio, el mayor aumento en 10 meses, liderado por el incremento en el sector de vehículos de motor. Ajustada estacionalmente, la producción aumentó un 0,2%, justo lo que esperaban los analistas. Por su parte, la capacidad utilizada, aumentó hasta el 79,9%. Además, el índice Empire State, que mide la actividad de la industria manufacturera en el Estado de Nueva York, subió a 2,77 puntos en agosto desde los -4,9 enteros del mes anterior, mientras los expertos esperaban resultados próximos a -4,2, por lo que el dato es mucho mejor de lo previsto. También el crudo se convierte hoy en otro factor positivo para las compras, el barril de West Texas cotiza por debajo de los 114 dólares y la OPEP mantiene que la demanda petrolera el próximo año será la más baja desde 2002. La desaceleración económica en los mayores mercados consumidores de crudo frena esa demanda que podría registrar tasa interanual del 1,17% en 2008 y del 1,03% en 2009. La OPEP revisa a la baja, en 30.000 barriles diarior el crecimiento de la demanda en su informe mensual sobre el mercado del crudo. Por otra parte, el indicador de confianza del consumidor que elabora la Universidad de Michigan subió en agosto a 61,7 enteros, cinco décimas por encima del dato de julio. En el ámbito empresarial, de nuevo atención para el sector financiero. El fondo de cobertura del inversionista multimillonario George Soros informó de que incrementó el 30 de junio su participación en Lehman Brothers a 9,47 millones de acciones, comparadas con las 10.000 acciones del 31 de marzo. En su informe trimestral de posiciones, Soros Fund Management LLC indicó que la nueva participación está valuada en cerca de 187,7 millones de dólares. Según el número de acciones en circulación reportadas por Lehman en su último informe trimestral, la participación de Soros equivale al 1,36%. Los títulos de la entidad avanzan un 3,58%. Los de Merrill Lynch por su parte ganan un 2,31%, después de conocerse que The Financial Times publique que probablemente el banco no pague un impuesto de sociedades en el Reino Unido durante varias décadas. ¿La razón? El hecho de que las pérdidas de 29.000 millones de dólares que sufrió el banco de inversión estadounidense se hayan facturado a la filial londinense. Las cifras, publicadas en los informes regulatorios de Merrill, ponen de manifiesto que la crisis crediticia de Estados Unidos está afectando fiscalmente a otros gobiernos, fuera de las fronteras estadounidenses. En el sector, Citigroup avanzan un 2,54%, Goldman Sachs recupera un 0,34%, Wachovia sube un 4,17% y JP Morgan recupera un 1,48%. Yahoo salta hoy también a la palestra porque su mayor accionista incrementó su participación en la compañía de Internet durante el segundo trimestre. En ese momento las perspectivas de una rápida recuperación disminuyeron porque Microsoft retiró la oferta de compra por 47.500 millones de dólares. Los títulos del buscador recuperan un 1,92%, mientras que los del gigante informático retroceden un 0,21%. Gráfico Dow Jones