El interés de los bonos portugueses a diez años ha llegado hasta el 7,726%, mientras la prima de riesgo respecto a los bonos alemanes sube a 450 puntos básicos.