El Banco de Japón (BOJ) aumentó hoyhasta 2,5 billones de yenes (24.044 millones de dólares) la inyección en los mercados financieros anunciada con anterioridad para paliar la inestabilidad creada tras la quiebra de Lehman. Según la agencia local Kyodo, a primera hora el BOJ anunció una inyección de 1,5 billones de yenes (14.404 millones de dólares), pero después del desplome del Nikkei, que se dejó hoy más del 5% de su valor, decidió aumentar esta cantidad. El gobernador del BOJ, Masaaki Shirakawa, anunció en un comunicado que el banco central vigilará concienzudamente las circunstancias que rodean "a las instituciones financieras y su influencia".