Las fluctuaciones de los precios del aceite crudo de palma se están desvinculando de las del petróleo crudo, lo que acaba con la rentabilidad de la producción de biodiésel, indicó Rabobank en su informe mensual del lunes. A corto plazo, la débil situación de la economía mundial seguirá haciendo caer los precios del aceite de palma, pero a largo plazo, a medida que los desequilibrios subyacentes de la oferta y la demanda se hagan más aparentes, los precios se verán sostenidos, indicó el banco en su informe. "La evolución de los precios del aceite de palma y el petróleo crudo parecen mostrar cierto grado de desvinculación. Mientras que los del precios del petróleo crudo han caído significativamente en los últimos dos meses, los del aceite de palma muestran lo contrario". El informe señalaba que los productores de biodiésel se han visto muy dañados por el ciclo de precios de las materias primas, tanto cuando subían como cuando bajaban.