Sonae ha anunciado que su beneficio neto aumentó a 12,1 millones de euros en el primer trimestre hasta marzo frente a los 10,8 millones del mismo período de 2007, impulsado por un crecimiento de las ventas de su filial de distribución y del Ebitda en su negocio inmobiliario. Sonae admite que los ingresos aumentaron un 25,9% a 1.200 millones de euros gracias a todas las unidades de negocio, aunque destacó la especial contribución de la rama inmobiliaria Sonae Sierra al aumento del 8,6% en el Ebitda a 110,3 millones.