El banco francés Societe Generale anunció el miércoles que regresó a los beneficios en el segundo trimestre tras las pérdidas del primero pese a que tuvo que realizar cargos de 1.700 millones de euros y aseguró que será capaz de contrarrestar los efectos de la crisis económica y financiera.
El beneficio neto del trimestre cerrado en junio cayó un 52% a 309 millones de euros con respecto a los 644 millones de euros del año anterior, pero superó la previsión media del sondeo de Dow Jones entre ocho analistas, que estimaron una cifra de 114 millones de euros. En el primer trimestre, SocGen perdió 78 millones de euros.

SocGen ya había advertido en julio que las pérdidas por créditos fallidos y los cargos relacionados con su propia deuda, que ascenderían a unos 1.300 millones de euros, tendrían como consecuencia que sólo registraría un leve beneficio en el segundo trimestre. A esa cantidad, se añadieron 397 millones de euros en pérdidas de valor por deterioro de activos y créditos morosos, sobre todo relacionados con derivados exóticos de crédito.

A pesar de esos factores, los ingresos crecieron un 2,4% interanual a 5.720 millones de euros, por encima de la previsión de 5.530 millones de euros. Las previsiones para cubrir morosidad se triplicaron hasta alcanzar los 1.080 millones de euros.