Nintendo obtuvo un beneficio neto de 228.635 millones de yenes (1.916 millones de euros) en su ejercicio fiscal 2010, que finalizó el pasado mes de marzo, lo que supone un recorte del 18,1% respecto al año anterior y la primera caída en seis años. En cuanto a la cifra de negocio, las ventas de la compañía en el periodo disminuyeron un 22%, hasta los 1,434 billones de yenes (11.997 millones de euros), frente a los 1,838 billones (15.382 millones de euros) del ejercicio fiscal 2009.