El beneficio neto atribuible de Metrovacesa cayó hasta los 102,3 millones de euros durante el primer trimestre del año, frente a los 448 millones de un año antes. La compañía se ha visto penalizada por la crisis del mercado inmobiliario y por la salida de Gecina de sus cuentas. La compañía, cuyo tamaño se reduce a la mitad con la escisión de su división francesa, estimó en febrero que cerraría el ejercicio con un beneficio neto de unos 600 millones de euros frente a los 1.200 millones ganados en 2007.
Los ingresos totales de la inmobiliaria hasta marzo bajaron un 5,8 por ciento a 199,5 millones de euros en el periodo, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) antes de revaloración de activos alcanzó los 78,3 millones de euros, un 8,2 por ciento menos que en el mismo período del año previo. Además, en las cuentas remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de valores (CNMV), la compañía explica que ese resultado es consecuencia asimismo de la revalorización de los activos, sin la cual el beneficio neto habría sido de 73,9 millones de euros. Esa revalorización, que Metrovacesa cifra en 48,5 millones de euros, ha hecho posible que el resultado bruto de explotación o Ebitda haya alcanzado 126,8 millones frente a los 78,3 millones que se habrían obtenido sin ella. En sus cuentas trimestrales, Metrovacesa sí compara la cifra de negocio, que cayó el 5,8% hasta 199,5 millones de euros. Dentro de los ingresos totales destaca el crecimiento del 33% de la facturación por alquileres, que alcanzó 71,6 millones de euros, en tanto que los ingresos procedentes de la venta de activos se multiplicaron más de siete veces, hasta 50,8 millones de euros. A 31 de marzo la inmobiliaria contaba con un total de 31 proyectos en construcción que sumarán 660.673 metros cuadrados a su cartera de alquiler actual (1.785.820 metros cuadrados), que cuenta con una tasa de ocupación del 94,4%. La evolución de la actividad promotora no ha sido tan favorable, ya que los ingresos provenientes de la venta de vivienda de obra nueva cayeron el 55,2%, hasta 67,5 millones de euros, si bien Metrovacesa espera una mayor aportación de esta actividad en la segunda mitad del año. La cartera total de vivienda en construcción asciende a 3.096 unidades, de las que 1.880 están prevendidas, si bien en el primer trimestre sólo se reservaron 100 viviendas frente a las 254 del mismo periodo del año anterior. La venta de suelo aportó 8,7 millones de euros, que dejaron una plusvalía de 1,5 millones, en tanto que a finales del trimestre la cartera de suelo ascendía a 3,16 millones de metros cuadrados. La deuda financiera neta aumentó en 132,3 millones en el primer trimestre, al pasar de 6.948,5 a 7.080,8 millones. Frente al crecimiento de endeudamiento, el valor de los inmuebles de Metrovacesa ha disminuido ligeramente desde finales de 2007, al pasar de 12.878,7 a 12.843,5 millones. En el mismo periodo las inversiones brutas fueron de 79,4 millones de euros, de los que a mayor parte (39,9 millones) se han destinado a los proyectos en curso y al mantenimiento del patrimonio. Habrá ampliación