El beneficio neto de las empresas no financieras cayó un 29,7% en los nueve primeros meses del año, en contraste con el crecimiento del 12,7% registrado en el mismo período de 2008, según datos de la Central de Balances recogidos en el último Boletín Económico del Banco de España.   Esta fuerte caída del beneficio neto se explica tanto por el descenso de la actividad, que se contrajo un 13,1%, como por el retroceso de los resultados atípicos como consecuencia de la reducción de las plusvalías que se habían producido en algunas operaciones de venta realizadas en ejercicios previos.