El proveedor holandés de seguros de vida y pensiones Aegon registró una caída de su beneficio neto del 78% hasta los 153 millones de euros durante el primer trimestre del año. La compañía asegura no cree que haya desvalorizaciones significativas de sus activos. El mercado esperaba un beneficio El nuevo consejero delegado del grupo, Alexander Wynaendts, dijo que "la desaceleración de los mercados financieros y la debilidad del dólar estadounidense produjeron ingresos netos considerablemente inferiores".
En todo caso, Alexander Wynaendts aseguró que "los negocios siguieron mostrando un sólido rendimiento subyacente, a pesar del turbulento entorno". Aegon agregó que no espera deterioros de valor en su cartera de alto riesgo este trimestre, pero señaló que perdió 32 millones de euros por desvalorizaciones sobre sus inversiones totales. El valor de los nuevos negocios de Aegon en el primer trimestre, indicador de la rentabilidad futura del grupo, se redujo un 20% a EUR186 millones, debido, principalmente al impacto de la debilidad del dólar y la libra esterlina y por la menor contribución de sus negocios de reaseguros e institucional en América. Aegon añadió que, pese a todo, va camino de cumplir su objetivo de valor de nuevos negocios en 2010, calculado en 1.250 millones de euros.