El consejero delegado de Deutsche Bank, Josef Ackermann, ha reitarado que las turbulencias del mercado provocadas por la crisis financiera mundial están desapareciendo poco a poco. El directivo ha asegurado en la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Francfort que ya hay algunas señales de recuperación en algunos mercados que se vieron afectados por la crisis de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos hace un año.
Ackermann señala, sin embargo, que no descarta nuevos vaivenes originados por los problemas de los fondos de cobertura y las monolíneas. En la última jornada, la entidad alemana Deutsche Bank registró en el primer trimestre las primeras pérdidas trimestrales en cinco años por la crisis financiera con unos 'números rojos' de 141 millones de euros. Este desplome de sus resultados se produjo tras registrar depreciaciones de activos en el periodo de 2.700 millones de euros con respecto a financiación apalancada, compromisos crediticios y valores respaldados por hipotecas residenciales e inmuebles comerciales.