El presidente del Banco de la Reserva Federal de Kansas City, Thomas Hoenig, ha indicado que mantener la inflación bajo control es su principal preocupación. En comentarios formulados tras un discurso ante una agrupación local, Hoenig sostiene: "Mi principal preocupación es la inflación. Quiero asegurarme de que esté contenida donde está y que baje con el tiempo". Ha indicado que le preocupa el deteriorado entorno inflacionario y ha sugerido que cuando la Reserva Federal comience a elevar las tasas, podría hacerlo rápidamente.
Hoenig ha señalado que las crecientes presiones inflacionarias son "problemáticas" y un asunto "serio", y que ahora se encuentra en "niveles inaceptablemente altos". Ha añadido que "existe un riesgo significativo de que la mayor inflación se incruste en la economía y se requiera de un importante ajuste de la política monetaria para reducirla". Y ha vinculado el alza de los precios principalmente a factores externos, incluida la "enorme caída" del valor del dólar, y destacó que dados los aumentos en los precios de los alimentos y la energía, él se concentra cada vez más en la inflación general.