El beneficio neto atribuido de Endemol bajó 29,5 puntos en el primer semestre del año, hasta los 32,1 millones de euros. Las ventas se situaron en los 642,8 millones de euros, frente a los 516 millones de euros de 2006, mientras que el EBITDA alcanzó los 83,1 millones, contra los 87,2 millones anteriores. El BPA diluido de la compañía terminó en los 0,26 euros, frente a los 0,36 del mismo periodo de 2006. La compañía ha comentado que mantiene sus perspectivas anuales, excluyendo el efecto de su plan de incentivos a largo plazo y el plan de opciones de acciones de Telefónica.