Sanofi Aventis tuvo 1.863 millones de euros de beneficios en el primer trimestre, una baja del 12% respecto al mismo periodo del pasado año. Uno de los elementos que pesaron en esa caída fue el aumento de la carga impositiva, que representó 733 millones de euros, frente a 595 millones en los tres primeros meses de 2007, indicó Sanofi Aventis en un comunicado. El resultado operativo corriente de la compañía disminuyó un 7,2% a 2.522 millones de euros, mientras que el margen bruto retrocedió un 4,3% a 5.332 millones de euros.
Aunque los gastos comerciales y los generales se redujeron en un 4,8% a 1.783 millones de euros, los de investigación y desarrollo crecieron un 0,7% a 1.089 millones. La facturación, por su parte, experimentó un recorte del 3,3% en cifras absolutas a 6.937 millones de euros, aunque la empresa indicó que en datos comparables aumentó un 0,8%. La deuda de la sociedad farmacéutica era a finales de marzo de 4.000 millones de euros, cuando al terminar 2007 se establecía en 4.200 millones, después de la compra de 17,95 millones de títulos por 900 millones de euros. Confirma sus objetivos Sobre las perspectivas para el conjunto de este año, Sanofi Aventis confirmó sus perspectivas y espera un alza del beneficio neto por acción ajustado, al margen de elementos particulares, del orden del 7%, con una hipótesis de un tipo de cambio del euro del 1,371 dólares. Cada céntimo de variación de esa cotización tiene un impacto del 0,5% sobre el crecimiento.