SAP contabilizó un beneficio neto de 242 millones de euros en el primer trimestre del año, un 22% inferior al del mismo periodo de 2007 por los costes de lanzamiento de nuevos productos Business ByDesign y por gastos relacionados con adquisiciones. El consenso de los analistas apuntaba a un resultado de 298 millones.
El margen operativo se redujo 5,4 puntos al 14,6% por los costes adicionales de unos 40 millones de euros para la captación de clientes para soluciones informáticas de Business ByDesign, dirigidas a la mediana empresa. SAP espera ahora que estos productos generen 1.000 millones de euros no en 2010 como había previsto inicialmente, sino un año o año y medio después de esa fecha. Los ingresos del grupo germano de software para empresas fueron hasta marzo de 2.460 millones, frente a 2.162 millones un año antes y los 2.520 millones que esperaban los expertos.