Los beneficios netos de Baosteel, principal acería china y una de las mayores del mundo, han aumentado en un 80,2 por ciento en el primer semestre del año, hasta los 1.100 millones de dólares (805 millones de euros). Las ganancias por acción de Baosteel, que cotiza en la bolsa de Shanghai, se han incrementado una media de 0,47 yuanes (0,06 dólares) hasta un 80,21%.