La cifra supera los 2.000 millones de euros, aunque está por debajo del beneficio del mismo periodo de un año antes, debido a menores extraordinarios. Las cuentas parecen gustar a los inversores que hacen subir las acciones de Iberdrola en el Ibex 35.

El beneficio de Iberdrola cae un 13,5 % y sus acciones suben en el Ibex 35

Las acciones deIberdrola se revalorizan en el IBEX 35 cerca de un 1%, tras unos minutos de negociación, tras presentar sus cuentas relativas al tercer trimestre del año.

La compañía energética ha confirmado que obtuvo un beneficio neto de 2.091 millones de euros en los primeros nueve meses del ejercicio, un 13,5 % menos, debido a menores extraordinarios, con respecto al mismo periodo de 2017. A pesar de ello, en su comunicado a la CNMV,  resalta que su resultado ordinario aumentó un 38%, hasta 2.051,3 millones.

En cuanto al resultado bruto de explotación (ebitda) del grupo ascendió a 6.720 millones de euros, lo que supone un incremento del 22,5 % por el impulso de la brasileña Neoenergía, la recuperación de la producción hidroeléctrica en España y la aportación de nuevos activos renovables.

En cambio, según explica la propia compañía, la diferencia entre el beneficio neto y el ordinario se debe a que el año pasado hubo 759 millones de euros de partidas extraordinarias hasta septiembre por la fusión de la división eólica de Siemens con Gamesa, de la que Iberdrola es accionista, y a la plusvalía por la reorganización de Brasil traducido en dividendo.

Las previsiones de Iberdrola gustan al Ibex 35 y escucha a Sánchez Galán

Tras las cuentas,  Iberdrola afirma en el comunicado que mantiene los objetivos del conjunto del año, en el que prevé alcanzar un ebitda superior a los 9.000 millones de euros y un beneficio neto de 3.000 millones.

En la teleconferencia que el grupo arrancaba a las 9.30 am, el presidente Ignacio Sánchez Galán enfrenta preguntas sobre el Brexit en un momento en que la empresa está vendiendo activos en Reino Unido.

El mercado espera respuestas por los planes del Gobierno para limitar los "windfall profit" o retribución excesiva de algunas centrales hidroeléctricas y nucleares que consideran amortizadas